+34 609 88 58 46 | Josep López energiaiclimatitzacio@gmail.com

Energía eléctrica o gas

La energía eléctrica o gas, El gas natural y el Propano son muy utilizadas en España

La energía solar es la de más fácil amortización

 En todos los hogares o industria, se tiene que utilizar algún tipo de energía eléctrica o gas. La electricidad se usa en casi todos los hogares para la iluminación y para el funcionamiento de la mayoría de aparatos. El gas natural y el propano se utilizan principalmente para la climatización de espacios y el calentamiento de agua, además la electricidad, también es utilizada en los dispositivos de calefacción y en mucho en más usos finales. Aunque cada día son más los hogares que están instalando placas solares, la climatización mediante aparatos de aire acondicionado con bomba de calor, ayuda a que la energía solar sea la energía más limpia y barata, una vez que se haya amortizado la instalación

La electricidad solar y eólica

Existen varios sistemas para producir la electricidad. La energía que claramente se está imponiendo en la actualidad es la energía solar, pues, al ser una energía de producción propia, aunque tiene un alto coste de implantación, el coste de producción es muy barato y con muy poco mantenimiento, por lo que se amortiza la inversión en muy poco tiempo. La climatización del hogar esta también garantizado. La energía solar no contamina, es la más verde que existe. El lugar geográfico en la cual está situada España, hace que tengamos sol la mayor parte del año, por lo que la producción de energía solar es muy alta. Los operadores energéticos españoles están invirtiendo en hacer muchas plantas de energía solar

Además, la energía eólica se está volviendo cada vez más común. Las nuevas innovaciones que están permitiendo que aparezcan los parques eólicos los están haciendo más comunes. Al usar grandes turbinas para tomar el viento disponible como la potencia para girar, la turbina puede encender un generador para producir electricidad. Si bien esto parecía una solución ideal para muchos, la realidad de los parques eólicos está comenzando a revelar un impacto ecológico imprevisto que puede no ser una opción ideal

La electricidad hidroeléctrica y nuclear

Lo que mucha gente no sabe es que la mayoría de las ciudades y pueblos del mundo dependen de la energía hidroeléctrica, y lo han hecho durante el siglo pasado. Cada vez que ve una presa importante, está proporcionando energía hidroeléctrica a una estación eléctrica en algún lugar. El poder del agua se usa para encender los generadores para producir la electricidad que luego se usa. Los problemas que enfrenta la energía hidroeléctrica en este momento tienen que ver con el envejecimiento de las represas. Muchos de ellos necesitan trabajos de restauración importantes para mantenerse funcionales y seguros, y eso cuesta enormes sumas de dinero. El drenaje del suministro de agua potable del mundo también está causando problemas, ya que los municipios pueden terminar necesitando consumir el agua que también les proporciona energía.

Si bien la energía nuclear sigue siendo un gran tema de debate sobre cuán seguro es usarla y si es realmente eficiente o no energéticamente cuando se tienen en cuenta los desechos que produce, el hecho es que sigue siendo una de las principales fuentes de energía disponible en el mundo. La energía se crea a través de una reacción nuclear específica, que luego se recolecta y se utiliza para generar electricidad. Si bien casi todos los países tienen generadores nucleares, hay moratorias en su uso o construcción a medida que los científicos intentan resolver los problemas de seguridad y eliminación de desechos.

Combustibles fósiles (gas natural, propano, carbón y petróleo)

Cuando la mayoría de las personas habla sobre las diferentes fuentes de energía, enumeran el gas natural propano, el carbón o el petróleo como opciones: todas estas se consideran solo una fuente de energía de los combustibles fósiles. Los combustibles fósiles proporcionan el poder para la mayor parte del mundo, principalmente utilizando carbón y petróleo. El petróleo se convierte en muchos productos, el más utilizado es la gasolina. El gas natural está empezando a ser más común, pero se usa principalmente para aplicaciones de calefacción, aunque cada vez hay más vehículos que funcionan con gas natural en las calles. El problema con los combustibles fósiles, es doble. Para llegar al combustible fósil y convertirlo en uso tiene que haber una fuerte destrucción y contaminación del medio ambiente. Las reservas de combustibles fósiles también son limitadas, y se espera que duren solo otros 100 años, lo que representa una tasa básica de consumo.

No es fácil determinar cuál de estas diferentes fuentes de energía es mejor usar. Todos ellos tienen sus puntos buenos y malos. Si bien los defensores de cada tipo de poder consideran que el suyo es el mejor, la verdad es que todos tienen fallas. Lo que debe suceder es un esfuerzo concertado para cambiar la forma en que consumimos energía y para crear un equilibrio entre las fuentes de las que extraemos.

Contacto
Departamento Comercial

Josep López

Rellene el Formulario

En breve un técnico se pondrá en contacto con usted para saber cuales son sus necesidades

PRESUPUESTO ALTAS DE ENERGÍAS